Volver
Noticias OVD - Videos 22/02/2017
La Justicia revocó el beneficio de prisión en suspenso a un hombre que violó la prohibición de acercamiento a su ex pareja
 
El Juzgado Nacional de Ejecución Penal N° 4, a cargo del Dr. Marcelo A. Peluzzi, ordenó la detención del condenado.

   
  Imprimir
El Juzgado Nacional de Ejecución Penal N° 4 revocó la condicionalidad de la pena de tres años de prisión en suspenso -que había sido impuesta a un hombre- por violar la prohibición de acercamiento a su ex pareja y ordenó su detención y alojamiento en un establecimiento del Servicio Penitenciario Federal.

El hombre había sido condenado a la pena de tres años de prisión en suspenso, con la obligación de cumplir la prohibición de acercamiento –en un radio de 200 metros- a su ex pareja y sus hijos. Así lo había dispuesto el Tribunal Oral en lo Criminal N° 18 por considerar al condenado autor penalmente responsable de los delitos de lesiones agravadas por tratarse, la damnificada, de su ex pareja, en concurso ideal con amenazas coactivas.

Secuelas del maltrato
El tribunal destacó que la violencia doméstica se caracteriza por tener implicancias en la salud y el bienestar de las mujeres a corto y largo plazo y sus secuelas persisten incluso mucho después de que la relación de maltrato haya terminado. “La mujer que ha sufrido maltrato puede presentar síntomas de sufrimiento mental tales como la ansiedad, depresión, suicidio y por lo tanto el regreso del condenado a la víctima es inherente a un patrón de conducta enraizada desde la educación que difícilmente se haya disipado”, se expresa en la sentencia.

En esta línea, el juzgado penal entendió que: “es deber de los Estados actuar con la debida diligencia para prevenir la violencia contra la mujer (Convención de Belem do Pará)”. 

 Ver fallo